Del grano a la taza

Guayoyo, con leche, espresso, con azúcar, con crema o incluso con leche condensada, la versatilidad del café se adapta a los gustos de cada persona. Pero más allá de la taza del café, existe toda una historia que hace posible el degustar la preciada bebida.

Por:
Samar Yasmin Hokche, Coordinadora de Publicaciones de VenAmCham
Daniela M. Oropeza Feo, Coordinadora Sectorial Senior de VenAmCham

A nivel mundial, el café es la bebida de mayor consumo después del agua y es el bien agrícola más intercambiado internacionalmente. Producido en más de 50 países, se estima que es una fuente de ingreso para cerca de 25 millones de caficultores, y generador de empleo en una intrincada cadena donde se involucra el sector transporte, consumo masivo y alimentos procesados por mencionar algunos.

De acuerdo a la Organización Internacional del Café, para 2015, US$19.2 billones se derivaron de la exportación de café a nivel mundial, y es que el consumo del café se da en todos los rincones del planeta, desde Finlandia que para 2019 ocupó el primer lugar como país consumidor de café per cápita (se estima que cada finlandés consuma 12Kg de café anual), pasando por Venezuela que ocupó el puesto 57 con un consumo de 1,6Kg de café por persona, hasta Argentina o Malasia que consumen menos de un kilo anual por persona.

Compartir en:

Facebook Comments