No hay que temerle al cateterismo cardíaco

Es una prueba mínimamente invasiva y bastante segura

El procedimiento se realiza para confirmar la sospecha de ciertas enfermedades cardiovasculares, especialmente la cardiopatía isquémica, y poder tratarla antes de que realice más daño.

Caracas, abril de 2019.- Aunque la mayoría de los pacientes le tienen miedo al cateterismo cardíaco, las posibilidades reales de complicación de esta técnica que permite diagnosticar y tratar enfermedades cardiovasculares sin necesidad de una cirugía mayor, son bastante bajas y la recuperación es muy rápida.

Así lo afirmó el cardiólogo, intensivista y hemodinamista, José Luis Viloria Uzcátegui, coordinador de la Unidad de Hemodinamia del Grupo Médico Santa Paula (GMSP), quien señaló que el riesgo de presentar alguna dificultad durante el procedimiento es de 0,3 a 0,4%.

El principal efecto adverso es un hematoma o sangrado en el lugar de la punción, pero es infrecuente. Por tanto, la mejor actitud ante esta prueba es estar tranquilo y confiar en el equipo que lo atiende, ya que “es mínimamente invasivo, no duele, pica, ni arde”, expresó.

El médico explicó que este método, considerado como el estándar de oro en Cardiología, consiste en introducirse en el organismo a través de catéteres para llegar a un sitio específico como las arterias coronarias, en cuyo interior se inyectan sustancias como el contraste yodado  que se mezcla con la sangre y la hace visible radiológicamente.

“De esta manera, cuando estamos con el equipo de Hemodinamia que trabaja con Rayos X, podemos ver la sangre fluyendo por las coronarias e identificar si el paciente tiene o no una obstrucción, una patología dentro de sus arterias y, por lo tanto, trazar la estrategia para curarla”, señaló.

La punción puede hacerse vía femoral (altura de la ingle) o radial (muñeca), pero esta última “es la más fiable porque ha demostrado menos tasa de complicaciones hemorrágicas”. Viloria comentó que en ambos casos se le coloca al paciente anestesia local, ya que “el 95% no necesita ningún tipo de sedación. Hay algunos más ansiosos que pudieran requerir un poco, pero por lo general no hace falta”.

Un cateterismo diagnóstico en buenas manos y sin complicaciones dura  aproximadamente entre 20 y 30 minutos. El procedimiento está indicado para las personas que tienen síntomas cardiovasculares, especialmente angina o dolor de pecho, y aquellas cuyos factores de riesgo no son tan elevados, pero resultan positivo en las pruebas no invasivas como las de Esfuerzo y Eco con Dobutamina.

El especialista señaló que todo paciente con muy alta sospecha de enfermedad coronaria debería realizarse este estudio cardiológico. Además, se  puede practicar en niños de todas las edades, incluso recién nacidos para conocer patologías propias de la edad pediátrica.

Equipo especializado

El GMSP, compañía del grupo Keralty, inauguró recientemente la Unidad de Hemodinamia, donde se pueden hacer todos los procedimientos de cardiología intervencionista con mayor precisión, seguridad y calidad, ya que cuenta con equipos de alta tecnología totalmente operativos.

La integra un equipo de médicos especialistas de primer nivel, con muchas habilidades y cualidades manuales, además de experiencia in situ en la resolución de problemas cardiovasculares a través de técnicas como el cateterismo.

En esta nueva área se realizan también otros procedimientos hemodinámicos como implantes de válvulas y dispositivos de cierre de efectos de paredes del corazón, y se pueden reparar aneurismas de la aorta y aneurismas cerebrales, entre otras patologías. El doctor José Luis Viloria informó que los primeros casos atendidos en esa Unidad fueron de pacientes provenientes de instituciones públicas de salud, totalmente gratis.

Compartir en:

Facebook Comments